Cinco mil barrabravas tendrán prohibido el ingreso a Brasil, luego de que el Ministerio de Seguridad le brindara sus datos a las autoridades del vecino país en la previa de la Copa América, que comenzará el próximo 14 de junio.

El acuerdo integral firmado por la titular de la cartera, Patricia Bullrich, y su par brasileño, Sergio Moro, incluye «un capítulo especial para que 5.000 violentos no entren a los estadios de la Copa América», precisó la funcionaria.

«Es un paso adelante muy importante, la posibilidad de firmar este acuerdo y entregarle este listado (con 5.000 nombres)», expresó Bullrich en la conferencia de prensa que brindó junto a Moro.

En la firma del acuerdo estuvo también el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, con quien comentaron los trabajos conjuntos que se llevará adelante para garantizar la seguridad del certamen continental.

«No podemos permitir que exista connivencia entre los barrabravas y el crimen organizado y por eso venimos trabajando para generar sistemas de restricción junto con la discusión sobre el proyecto de ley que tipifica como delitos lo que hoy son contravenciones. Hoy damos este gran paso de firmar este control que vamos a hacer con Brasil sobre los impedidos de ingreso a estadios de parte de Argentina, que ya son más de 5.000», explicó la ministra de Seguridad.

El acuerdo contempla la implementación de mecanismos entre el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública de Brasil para reforzar la cooperación en la lucha contra la delincuencia en todas sus formas, incluyendo la violencia generada en el marco de eventos deportivos.